Diez años para transformar el internet

Por mucho que nos traten de inculcar sobre vivir el presente, no dejamos de pensar en lo que viene.. el futuro y es que en unos pocos años la sociedad y la economía dejarán de existir tal y como la conocemos. Una gran parte de ese cambio se deberá a la tecnología y el internet como correa de transmisión de nuevas oportunidades, negocios y formas de conocimiento.

“Los sistemas de pago por móvil condenan al dinero físico a perder toda su influencia”

El objetivo es realizar un cambio en la concepción inicial que existe sobre internet. Cuando inició se basó en texto plano e imagen y hace poco se han potenciado los contenidos audiovisuales y, ahora, se abrirán nuevas y ambiciosas cosas, según los proyectos en los que trabajan diferentes empresas.

Por ejemplo, algunas firmas tecnológicas se han marcado el año 2020 como el despegue de las redes 5G, una tecnología pensada para la llamada era del “Internet de las Cosas” que propone una mutación de los objetos de nuestro día a día en aparatos inteligentes capaces de “hablar” y anticiparse a las peticiones de los seres humanos. Parece una locura, pero además de esta visión se espera un cambio en la sociedad auspiciado por un nuevo concepto de internet basado en diferentes formas de consumo, amplias transferencias de datos en un planeta superconectado.

Empresas como la red social Facebook, que hace poco días celebraba su conferencia de desarrolladores, ya esta trabajando a diez años vista. luego de permanecer una docena de años en la cresta de la ola, dispuesto a dejar atrás su principal negocio: “las redes sociales”, para adentrarse en un terreno inexplorado en en el que internet caminará en varias direcciones: más conectividad, realidad virtual e inteligencia artificial.

Realidad virtual y aumentada para el mundo

Facebook ha iniciado explorar hacia ese mundo. Si se cumplen los pronósticos del fundador de facebook, en una decena de años las personas consumirán contenido digital a través de las tecnologías de realidad virtual y aumentada. El Internet sería másinteractivo. La línea entre lo que es real y lo imaginario se borrará.

“Este año, cuando mi hija Max dé sus primeros pasos, espero poder grabarla en 360 grados para compartirlo de la manera más realista posible”

¿Morirá el dinero físico?

Los métodos de pago por móvil, van a ser muy populares (y ya lo son) a corto plazo. El smartphone será la principal vía para realizar transferencias monetarias. El dinero físico está condenado a perder influencia en el internet del futuro. Se rumora también de modelos como el Bitcoin, la moneda virtual. Quizas sea denominada de otra manera en un futuro, pero los expertos creen que su filosofía persistirá. La gestión y emisión de divisas virtuales basadas en una tecnología «peer-to-peer» (p2p, de intercambio de archivos)está dispuesta a cuajar en un sistema bancario que tiende puentes hacia su transformación digital.

El video streaming

Nos preparamos para una explosión de los contenidos audiovisuales. El video marcará la pauta. Facebook y Twitter, conscientes de este nuevo reto, han comenzado a abrir sus servicios de retransmisión en streaming, mientras que plataformas de video como Netflix se han fortalecido con un repertorio de películas que se descargan automáticamente. Se estima que el Internet será tan importante como la electricidad.

Un planeta interconectado

Según varios informes, en el año 2020 habrán 5.000 millones de personas conectadas. Para poder tener una idea más clara del alcance, actualmente se estiman unos 3.000 millones de usuarios, por lo que esta cifra estaría casi que duplicándose.

Esa tendencia hará que la gran mayoría de la población mundial este conectada al internet, siendo los países en desarrollo los que protagonizarán el mayor crecimiento. Para acelerar ese futuro que promulgan las empresas, se requiere de conexiones más eficientes. Y, sobre todo, de un planeta absolutamente conectado. La pelea tiene a dos luchadores fuertes. Facebook y Google lideran sendos proyectos para lograr lo imposible, que zonas rurales se sumerjan en el conocimiento virtual.

“Internet será tan importante como la electricidad»Reed Hastings, fundador del videoclub online”

Dos compañías, dos proyectos diferentes, pero con un fin común. En el primer caso, la solución se enfoca en una flota de aviones no tripulados alimentados de energía solar, los cuales estarían conectados por rayos láser y en pocas palabras serían como routers para transmitir señal de internet a las regiones. También es otra de las prioridades del gigante de las búsquedas, aunque su propuesta, Project Loon, se centra en globos aerostáticos, y ya en pruebas desde hace tres años. El mundo se prepara, en ese sentido, para comenzar a adentrarse en la era del ZettaByte, osea, cuando se moverá un billón de gigabytes (GB) de tráfico de internet en todo el año.

Internet será inalámbrico

Se viene un gran desafío y es enterrar parte de la inversión en soterrar y desplegar cables. El Internet será inalámbrico y aprovechará la infraestructura pública. Hoy en día es normal disponer de WiFi. El futuro podría utilizar la infraestructura doméstica para optimizar recursos. La respuesta a esto serían las redes LiFi, una tecnología de transmisión de datos bidireccional mucho más rápida que el óptico WiFi que podría revolucionar las comunicaciones móviles y que pretende transmitir datos a través de la iluminación LED.

Apple podría atreverse a incorporar esta tecnología en su próximo iPhone, que podría presentarse en otoño si se cumplen los pronósticos.

Related Post